Para practicar running no puedes llevar las gafas convencionales, sino que debes usar gafas especiales que te permitan correr sin que estas pierdan su estabilidad, como también, debes procurar buscar unas gafas que te protejan del sol, de forma tal que, cuides tus ojos. La oferta en el mercado de gafas para correr es muy amplia, por ello, para que hagas una buena elección te brindamos estos consejos que te permitirán comprar las mejores para ti.

1.      Considera en primer lugar la forma del rostro

Cada persona tiene un rostro diferente, así que asegurar que un modelo de gafas les sirve a todas las personas no es cierto. Es necesario considerar el rostro del corredor que usará las gafas, pues la idea es que la montura se ajuste de forma adecuada, que no quede apretada al rostro, pero que tampoco quede suelta.

Es importante que las gafas no queden al ras con la piel, ya que esto impide que la piel respire, además, con el sudor provocará que se empañen los cristales y no serán cómodas para el corredor.

2.      Considera el material en el que están confeccionadas

Las gafas para correr no pueden ser de un material muy rígido. Lo más recomendable es que estén hechas de un plástico flexible y ligero, que se adapte a la curvatura del rostro y que estén elaboradas de una material resistente y duradero.

3.      Se cuidadoso con el color de los cristales de las gafas para correr

Muchos piensan que los colores de los cristales son solo son cuestión de moda o estilo, así que suelen inclinarse por el modelo o color que más les agrada. Pero, no es así, el color de las gafas que escojas debe depender del uso que se le vayas a dar. Por ejemplo, si sales a correr en el día lo más recomendable es que sean unas gafas oscuras, pero ten en cuenta que, no todos los días son soleados, sino que pueden haber días nublados, para los cuales requerirás gafas más claras. Mientras que, por la tarde, lo aconsejable es optar por cristales naranja o amarillos.

En la actualidad, hay gafas para correr que permiten el cambio de cristales sobre una misma montura, esta es una excelente opción para usar solo unas gafas para cualquier condición climática.

4.      Asegúrate que las gafas sean resistentes a las caídas

Es importante que te asegures que las gafas que compres sean resistentes a los golpes y caídas, puesto que, si se presenta algún accidente estas no se partirán con facilidad y no maltratarán el rostro o los ojos del corredor.

Por lo demás, puedes escoger según tu gusto y preferencias, eso sí, nunca olvides tus gafas con protección de rayos UV para cuidar el sentido de la visión y llevar contigo otros accesorios que te faciliten el camino.

Imagen cortesía de massimo dotti (pixabay.com), todos los derechos reservados.